Un total de 20.5 toneladas de droga, decomisadas por la Policía Nacional del Perú (PNP) en diversos operativos de interdicción a nivel nacional fueron incinerados ayer en el fundo Barbadillo.

En esta primera incineración del año, la droga destruida asciende 20,507.728 kilos y corresponde a pasta básica de cocaína, clorhidrato de cocaína, cannabis sativa “marihuana” y otras, acopiadas en el Almacén Oficial del Ministerio del Interior, del 29 de diciembre de 2020 al 29 de enero de 2021.

“Esta destrucción se realiza en el marco de la Política Nacional contra las Drogas al 2030, publicada en diciembre” afirmó el ministro del Interior, José Elice.