En la previa del duelo contra Ecuador (victoria 2-0),estalló una bomba desde territorio brasileño. La prensa informó de un rompimiento en la relación entre la Confederación Brasileña de Fútbol y el grupo de jugadores comandado por el volante del Real Madrid, Casemiro.

El citado jugador, no acudió a la rueda de prensa pre-partido y dejó solo a un Tite que explicó la complicada situación: “Les pedimos a los jugadores que se enfocaran solo en el partido contra Ecuador. Solicitaron una conversación con el presidente. Fue una conversación muy clara y directa. A partir de entonces, la posición de los jugadores también quedó clara. Tenemos una posición, pero no la vamos a expresar ahora”.

Justamente dicha conversación, según medios locales, no fue para nada amistosa. El periodista Fernando Kallá detalló que los jugadores “se sintieron traicionados y utilizados por la directiva de la CBF, en especial su presidente Rogerio Caboclo” por el hecho de jugar un certamen y ser tildados de “insensibles” ante la “crisis sanitaria que su país vive, con casi 500.000 muertos, para jugar una competición que les parece totalmente innecesaria”.

En su momento Tite aseguró que la posición de los futbolistas se haría pública después de la doble jornada de Eliminatorias, pero parece que Casemiro no se aguantó.

Una vez culminado el duelo contra los ecuatorianos, el nacido en Sao Paulo no se guardó nada: “Tite ya lo dejó claro ayer. Todos juntos estamos con nuestra postura. Todos conocen nuestra posición en la Copa América de Brasil. Más claro imposible. Queremos expresar nuestra opinión después del partido contra Paraguay. No soy yo, no son los jugadores de Europa. Son todos los jugadores con Tite. Todos juntos”.

“Ya todos saben lo que pensamos los jugadores sobre la Copa América. No lo podemos decir todavía. Hay que respetar ciertas jerarquías. Pero ya todos saben lo que pensamos… no queremos desviar el foco del objetivo. Estos son partidos de Copa del Mundo y son los más importantes de todos”, complementó.

Así pues, todo indica que la pelea recién empieza y podría esperarse un bombazo al final de la Eliminatoria.