Con 22 votos a favor de los regidores de Acción Popular y Podemos Perú, la Municipalidad Metropolitana de Lima, aprobó el Reajuste Integral de Zonificación (RIZ) de Lurín a pesar de las recomendaciones y opiniones técnicas de diversas entidades del Estado que alertan graves daños ecológicos y exposición a alto riesgo sísmico y tsunami a los vecinos de la zona.

El Informe Técnico N° 001-2021 realizado por el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (CENEPRED) del Ministerio de Defensa, sostiene que la propuesta de RIZ de Lurín generaría un impacto negativo en el valle agrícola, zona turística y cultural del distrito, al destinarlo a usos industriales, residenciales y comerciales de alta densidad; así como la asignación de usos residenciales de muy alta densidad en la zona litoral, una zona calificada de muy alto riesgo sísmico y de tsunami.

Por su parte, Leyla Berrocal Florez, docente y activista ecologista, que viene luchando por salvar el Valle de Lurín y el último pulmón de Lima, junto a varios colectivos ambientales y organizaciones sociales realizaron un plantón de protesta y alertaron a las y los vecinos de la reciente medida arbitraria aprobada por el municipio de Lima.