Jose Antonio Torres

gammonlat@gmail.com

 

“Jugar backgammon es sinónimo de un manejo estadístico muy exhaustivo.”

En el desarrollo del juego uno tiene que considerar que el lanzamiento de los dados no siempre nos dará lanzamientos perfectos para poder hacer un despliegue preciso y ganar un partido. Muchos jugadores tienden a esperar los lanzamientos clásicos como el 42, 53, 61, 65 para poder hacer un despliegue importante en el juego. Pero de lo que se trata en el backgammon es de ir avanzando con lanzamientos y combinaciones de dados que no necesariamente nos darán un despliegue ideal, sino muy por el contrario la idea es recurrir a lanzamientos normales sin tanta perfección y desarrollar nuestra estrategia a través del riesgo. El backgammon es riesgo.

Durante un partido de backgammon uno tiene que establecer una ruta de escape para tus fichas durante todo el partido y a través de todos los movimientos en el tablero. La idea primordial en el juego de mesa es llevar las fichas de un extremo al otro promoviendo el contacto. Y cuando me refiero al contacto me estoy refiriendo a tener una disposición en el tablero que permite comer distintas fichas del oponente para regresarlos hasta el punto más lejano, para el rival, en el tablero y optimizar las posibilidades de ganar. Esto es imposible Si no tomamos ciertos riesgos multiplicando nuestras opciones.

Backgammon

Es por esto que la tendencia a nivel mundial de la evolución del juego, su estrategia, su técnica etc. se plantean desde un juego agresivo donde el contacto es la clave para el desarrollo de un partido que nos lleve a la victoria. Actualmente los programas, las computadoras y demás aplicaciones de tecnología permiten analizar el juego de una manera asombrosa y este es un indicativo totalmente comprobado de que el juego en base a un riesgo medido es la mejor estrategia en el desarrollo del backgammon. Jugar de una manera agresiva no fuerza a enrumbar un mejor resultado en el juego en nuestra estrategia y nuestra estadística sobre todo para mejorar.

Jugar backgammon es sinónimo de un manejo estadístico muy exhaustivo. El que conoce de probabilidades de combinaciones de los dados del despliegue necesario sus diferentes estrategias y sobre todo de medir el riesgo en un partido es quien tiene todas las ventajas de ganar y las mejores posibilidades de hacerlo. Uno tiene que jugar backgammon de una manera sólida precisa con inteligencia y planteando un equilibrio que nos permita obtener beneficios tangibles en el resultado a través del despliegue que también el azar nos ofrece sin perder el horizonte y el sentido que obtiene A través de los riesgos que tomes durante el partido.

Si logras un balance que combine un juego consistente sólido, Con una dosis de riesgo y sin dejar que la falta de tiros precisos te impidan el desarrollo consistente de tu juego ten por seguro que vas a seguir cosechando victorias y evolucionando la manera en cómo optimizar los resultados en tus partidos.