Con la nueva medida, se autoriza a los dentistas, técnicos de emergencias médicas, matronas, optometristas, paramédicos, asistentes médicos, podólogos, terapeutas respiratorios y veterinarios, así como los estudiantes en estas áreas.

undo Alicia García-Herrero, economista jefe de Asia-Pacífico en el banco de inversión francés Natixis.

Además, el gobierno de Estados Unidos anunció el viernes que reclutará a dentistas, veterinarios y estudiantes de la salud para fortalecer su campaña de vacunación contra el covid-19.

“El Departamento de Salud y Servicios Humanos pondrá en marcha un nuevo portal para ayudar a las personas a determinar dónde pueden inscribirse como voluntarios para administrar vacunas”, dijo a periodistas Marcella Nunez-Smith, que dirige el equipo gubernamental de equidad sanitaria.

El gobierno ya había autorizado a todos los médicos y enfermeras en activo o jubiladas en los últimos cinco años a administrar las vacunas.

Al mismo tiempo, Estados Unidos señaló este viernes que su prioridad es vacunar lo antes posible a su población, al defender su decisión de no compartir sus dosis con otros países o aliados, entre ellos Europa. “Ha habido peticiones de todo el mundo, por supuesto de varios países que han solicitado dosis a Estados Unidos y no hemos proporcionado dosis del Gobierno estadounidense a nadie”, señaló la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La declaración de Psaki tiene lugar dos días después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, confirmara que su Gobierno “compartirá” las vacunas de covid-19 que ha adquirido con el resto del mundo si tiene excedentes.