Super Mensajes

Los daños a la propiedad pública o privada generados por barritas o hinchas de algún equipo deportivo pueden alcanzar penas de entre 6 y 8 años de cárcel. Si además existe lesión grave a algún ciudadano, la pena no será menor a los 8 años de prisión, advirtió hoy Roger Renato Vargas Ysla, magistrado del 12° Juzgado de investigación Preparatoria de la Corte de Lima.

El magistrado indicó que si estos comportamientos acaban con alguna vida, la condena se sitúa entre 15 y 35 años

El Código Penal, detalló, ha incorporado el delito de disturbios en referencia a las aglomeraciones que dentro del recinto deportivo o inmediaciones causan destrozos a las propiedad pública y privada, lesiones o hasta la muerte de ciudadanos.

¿Y los menores de edad?

Vargas Ysla apuntó que en lo concerniente a los menores que forman parte de las barras bravas, a estos se les da un tratamiento especial por infracciones a la ley, imponiéndoseles medidas socioeducativas con programas de educación o de internamiento en centros juveniles, en consideración a convenciones internacionales de los que Estado forma parte.