En Francia las autoridades han encontrado una nueva cepa del coronavirus en la región de Bretaña al norte del país por lo que los investigadores están evaluando la capacidad de transmisión. Después de que varias personas con síntomas de covid-19 dieran negativo en las pruebas PCR, en Francia catalogaron a la mutación como “variante bajo vigilancia”. Esto implica, según el Instituto Pasteur, que puede tratarse de una nueva cepa que al no ser detectada, puede ser resistente a las actuales vacunas.