La dueña de un minimarket ubicado en la calle Ancash en Chorrillos sufrió el robo de su mercadería en la madrugada de ayer pero grande fue su sorpresa cuando los agentes de la comisaría de San Germán le pidieron que compre el luminol, reactivo usado para ubicar huellas dactilares, para realizar la investigación.

Entre lo sustraído está un Smart Tv. de 50 pulgadas, un parlante de sonido, un balón de gas y mercadería, todo equivalente a s/ 6.000 nuevos soles. “En la dependencia policial te discriminan, me dijeron que si quiero apresurar las cosas yo tenía que comprar un luminol para que puedan detectar las huellas por qué según ellos por la pandemia no tienen”, dijo la propietaria.