La familia de George Floyd, el afroamericano muerto a manos de un policía el pasado 25 de mayo, llegó a un acuerdo civil con la ciudad de Minneapolis para recibir una compensación de 27 millones de dólares, informaron los representantes del fallecido.

“Este es el mayor acuerdo extrajudicial por un caso de muerte injusta de un hombre afroamericano y envía un potente mensaje de que las vidas negras importan y que la brutalidad policial contra las personas de color debe terminar”, indicaron los abogados de la familia en un comunicado sobre el acuerdo, que no finaliza el proceso penal contra el agente Derek Chauvin y tres policías más por la muerte de Floyd.

Chauvin inmovilizó a Floyd colocando su rodilla contra su cuello durante nueve minutos y lo asfixió, un incidente grabado en video que conmocionó a Estados Unidos y generó una ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policial que sacudieron el país. Las manifestaciones, con el lema “Las vidas negras importan, se replicaron en otros lugares del mundo.