Super Mensajes

“El agua debe dejar de ser una lucha y convertirse realmente en un derecho”, señala la ministra de Vivienda, Hania Pérez de Cuéllar. Tras responder las 13 preguntas del pliego interpelatorio del Congreso, explica avances. Y advierte intentos desestabilizadores.

¿Cuál es la meta?

Hemos cerrado la brecha en agua y saneamiento en 1% en solo un año. La meta es cerrarla en un tercio. No concibo que la gente piense ‘me voy a quedar con el 5%’. Por eso la obra no concluye. ¿Y quién se perjudica? La gente. Cuando tienes a madres que te lloran y dicen ‘ministra, usted es madre, prométame que va a sacar ese proyecto’. ¿Qué les voy a decir? Entregaré mi pellejo si es necesario. Mientras la presidenta me dé la confianza voy a luchar por esa meta.

¿Y usted confía completamente en la presidenta?

Yo confío en la Presidencia. Y confío en la justicia. Se tendrá obviamente que investigar. Y de las conclusiones el Poder Judicial tomará decisiones. Pero ahorita me concentro en lo que tenemos que hacer: cerrar la brecha de agua y saneamiento. Voy a ir más allá. Si no cerramos la brecha de agua y saneamiento, no estamos hablando de democracia. Y estamos generando un caldo de cultivo para que mañana venga cualquier extremo. Si queremos fortalecer nuestra democracia, más allá del sistema jurídico y el de justicia, tenemos que cerrar las brechas sociales.

¿Podría venir un extremista como Antauro Humala?

Podría ser. O podría ser otro. Hacia un lado o hacia el otro. Extremos en general.

Conoció a Nadine en París.

Conocí al expresidente y a su esposa en París, cuando mi abuelo era embajador. Y a él lo habían destacado como agregado militar. Había nacido su segunda hija y yo estaba embarazada.

¿Era su coach? Y de Dina.

Tonterías. Que era la modista de Nadine, dicen. No saben qué inventarse. Yo no trabajaba con Nadine. Trabajábamos para el despacho presidencial. Es cierto que a veces le delegaban a Nadine estos temas sociales. Pero trabajábamos con todos los ministros. Era la Dirección General de Bienestar y Acción Social. Y participé en la creación del Midis.

¿A Otárola lo conoció allí?

A Otárola lo conocí allí cuando era viceministro de Orden Interno del Interior. Viajamos a hacer una redada a Madre de Dios. No hemos vuelto a hablar. Él salió a decir que me había llamado, pero nunca. A menos que me haya llamado de un número desconocido que no contesto. Allá él.

¿Qué escenario se vislumbra hacia 2026?

Si queremos cerrar la brecha en un tercio tenemos que llegar al 2026. Y es lo que nos dice la gente. A donde voy nos dicen ‘ministra, buen trabajo’, ‘agradézcale a la presidenta’. Y no voy con portátil, ah. Hace 20 años que esperaban agua en Manchay. En Villa María del Triunfo lloraban. Entonces tú dices ‘estamos haciendo las cosas bien’. Que la prensa no lo quiera levantar, es su asunto, cosa que me parece un poco mezquino.

La prensa dice que Dina Boluarte no ha gobernado 12 días.

Especulación. Suspicacia. Hasta donde yo sé hubo un Consejo de Ministros en el que participó de manera virtual.

¿Con gasa en la nariz?

No recuerdo haberla visto con nada de eso. Hasta donde yo vi y viví, la presidenta estuvo presente. Despachó.

¿La han estigmatizado de frívola? Como con Nadine.

No sé. El objetivo es otro. Vacancia, renuncia, desestabilizar... Son varias fuerzas. Se están pisando callos. Te pongo un ejemvplo mío: los S/2,700 millones de proyectos de corrupción que nos tumbamos.

Nicanor Boluarte…

Eso lo determinará la Fiscalía y el Poder Judicial. Creo en la presunción de inocencia y soy una demócrata. Es la dictadura de la suspicacia: automáticamente eres culpable. El objetivo es desestabilizar al Ejecutivo. Han dicho que somos una dictadura, por amor de Dios. ¿Si fuésemos dictadura los medios de prensa dirían lo que dicen? Nos comparan con el gobierno de Castillo, por amor de Dios. Si hubiese una dictadura probablemente el señor Nicanor no estaría preso. ¡Qué mayor prueba de que es un gobierno demócrata! Un gobierno cohesionado, comprometido y honesto.

TENGA EN CUENTA

“Los Comipos (Comités de Monitoreo Participativo en Obras) son nuestros ojos y oídos. Son 600 beneficiarios que denuncian a las empresas que engañan y a los dirigentes extremistas. Ningún ministro se había acercado. Ni Rudecindo Vega”.

“En esta gestión, más de 600 mil peruanos tienen acceso al agua por primera vez. Y 700 mil a desagüe”.

“Hemos destrabado una OXI para potabilizar Pucusana. Para 10 años. Resuelto en menos de un año. Y entregamos 2,856 títulos de propiedad en Anta. 60 años esperando”.