Super Mensajes

ACTUALIZACIÓN A LA 1:00 P.M.

Ante la prensa, el congresista Darwin Espinoza indicó que no se trató de un allanamiento, sino solo de una constatación por parte de los representantes del Ministerio Público.

“Solo ha sido una constatación y me parece que esto es parte de un show. Propuso que la Fiscalía investigue otras oficinas del Congreso para verificar el origen de las impresiones”, detalló en los exteriores de su oficina.

NOTA ORIGINAL:

Esta mañana, personal de la Fiscalía allanó la oficina del congresista Darwin Espinoza, recientemente expulsado de Acción Popular. El legislador está denunciado por el presunto mal uso de recursos públicos en favor de su agrupación política Adelante Áncash que se encuentra en formación.

Según el programa periodístico Punto Final, habría hecho uso inadecuado de los recursos logísticos y del personal de su despacho para crear su propio movimiento regional.

Espinoza, quien también es sindicado como integrante del denominado grupo ‘Los Niños’ —cuyos miembros, según el Ministerio Público, canjearon sus votos a cambio de dirigir licitaciones y colocar funcionarios en puestos claves del Estado durante el gobierno de Pedro Castillo—, habría utilizado a personal de su despacho, en horario laboral, para recolectar firmas para la inscripción de su movimiento Adelante Áncash.

Adicionalmente, habría utilizado papel, impresoras y otro material que el Poder Legislativo le facilita para el cumplimiento de su labor congresal con ese mismo fin.

Además, el ex vocero de Acción Popular habría cedido el cupo de su bancada en la Comisión de Ética a su colega de Podemos Perú a cambio de que esta contrate en su despacho a quien sería su pareja sentimental Stephanía Cuya.

NOTICIA EN DESARROLLO