La variante B.1.617 de la COVID-19, considerada parcialmente responsable del brote de la pandemia en India, se ha extendido a más de 50 territorios, con tres linajes distintos.

Pero solo una una de sus cepas o linajes, la B.1.617.2 o Delta, se considera todavía “preocupante”, mientras las otras dos han sido degradadas, afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS había afirmado el mes pasado que toda la variante era “preocupante”, pero matizó que solo su llamado linaje Delta debe considerarse como tal: “Se ha hecho evidente que actualmente se asocian más riesgos para la salud pública con la B.1.617.2, mientras que se han observado tasas de transmisión más bajas con los otros linajes”, informó la OMS en su actualización epidemiológica semanal sobre la pandemia.

De otro lado, científicos y médicos del Reino Unido alzaron la voz para que los ministros demoren las medidas de desescalada el próximo 21 de junio en medio de informes de las autoridades sanitarias de un resurgimiento de la pandemia. Según señalaron los datos actuales, muestran que hay “evidencia de la aparición de otra ola”.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.