En el Perú se ha comenzado a observar una reducción positiva en el número de contagios y fallecidos por la COVID-19. Así lo manifestó el ministro de Salud, Óscar Ugarte, quien pidió, sin embargo, no bajar la guardia para que esa tendencia se profundice.

“Se inicia una reducción (de contagios y fallecidos), lo cual es positivo, pero no debe llevarnos a bajar la guardia. Pero si es importante acentuar las medidas para que esa tendencia de profundice”, recalcó el titular del Minsa.

Precisó que estos indicadores, que se vienen registrando las últimas semanas, muestran una desaceleración y, también, una reducción de contagios y fallecidos, y que se espera que en las próximas semanas se tenga una menor demanda  de hospitalizaciones y de camas UCI.

LIMA

En el caso de Lima, Ugarte sostuvo que se observa una tendencia en la reducción de casos y que, por ese motivo, se ha cambiado a Lima Metropolitana del nivel de riesgo extremo a riesgo muy alto, lo que implicado la modificación de algunas de las medidas sanitarias.

Ugarte explicó que esta reducción de casos se debe al cumplimiento, por parte de la ciudadanía, de las medidas de bioseguridad que viene dictando el Gobierno, así como las medidas para satisfacer la demanda de oxígeno, el fortalecimiento del primer nivel de atención y el inicio del proceso de vacunación contra el COVID-19.

“Vacunar a las personas adultas mayores va a incidir directamente en el curso de esta curva de la enfermedad”, enfatizó el titular del Minsa.

VACUNACIÓN

Reiteró que la vacunación contra el COVID-19 de los 4 millones 150,000 adultos mayores registrados en el Perú tomará entre dos a tres meses, pero dependiendo de la llegada de las dosis.

Síguenos en nuestras redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.