• Remojar los hígados en agua con sal y vinagre por 10 minutos.
  • Retirar, secar y sazonar con sal, pimienta luego pasar por harina, huevo y el pan rallado.
  • Reposar cinco minutos luego freír en poco aceite. No freírlo mucho porque se endurece.

El ajiaco de papas:

  • Hacer un aderezo en una olla con aceite, cebolla, ajo y sal (agregar en ese orden).
  • Agregar pimienta negra, el agua caliente con el sazonador, y las papas picadas.
  • Cocinar unos minutos, luego agregar la leche, el queso fresco, por último el perejil.
  • Servir con el hígado apanado.