Un total de 20,5 toneladas de drogas fueron incineradas este miércoles, tras haber sido incautadas en distintos operativos desde finales del año 2020 hasta la actualidad.

En un horno crematorio se destruyeron más de 6 toneladas de pasta básica de cocaína, casi otras 6 toneladas de clorhidrato de cocaína, 8,5 toneladas de marihuana y 825 kilos de otras drogas como látex de opio, anfetaminas y éxtasis, según detalló el Ministerio del Interior.

La incineración, la primera de este año, se realizó como en otras ocasiones en la base de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional del Perú (PNP).

Allí fueron trasladadas las drogas que se encontraban acopiadas y custodiadas en el almacén de la Dirección Antidrogas (Dirandro) de la PNP.

A la incineración de los estupefacientes asistieron la primera ministra, Violeta Bermúdez, y el ministro de Interior, José Elice, en su calidad de presidente de la Comisión de Destrucción de Drogas Decomisadas.

«Esta droga incinerada ya no podrá afectar la salud ni la vida de ninguna persona, especialmente, niños o jóvenes, en nuestro país ni en ningún lugar del mundo», manifestó Elice.

El titular de la cartera de Interior indicó que desde noviembre de 2020, cuando tomó posesión el actual Gobierno de transición, se han destruido más de 40 toneladas de drogas.

José Elice también se fijó el objetivo de culminar el mandato del Gobierno transitorio el próximo 28 de julio con «50 toneladas de drogas incineradas».

«Este es el resultado del arduo trabajo de inteligencia, táctico y operativo del personal de la Dirandro, que trabaja día y noche en sus investigaciones de campo para desarticular organizaciones criminales y decomisar drogas», añadió Elice.

(Con información de EFE)

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.