El exbogado Luciano Flaminio Pacheco Torre, quien laboraba para el Centro Emergencia Mujer (CEM) del Rímac, fue condenado a cadena perpetua por la violación a una menor de 10 años.

La ejemplarizadora sentencia fue impuesta por el Poder Judicial tras un año de proceso judicial en medio del cual el ex hombre de leyes, recibió la gracia de afrontar el proceso en su casa.

Mientras la madre de la menor, quien había sido pareja del abusador, clamaba por justicia, denunciando incluso que la niña había querido quitarse la vida.

“Mi niña se intentó cortar las venas, no comía. Luciano Pacheco Torre le destrozó la vida, le destrozó el alma, le quitó la inocencia”, dijo la mujer en una entrevista periodística.

Durante el proceso, la familia de la menor agraviada tuvo que cambiar además de vivienda, luego que extraños tocaran su puerta con oscuros propósitos.

LEE TAMBIÉN | CALLAO: CADENA PERPETUA PARA DOCENTE QUE ABUSÓ VARIAS VECES DE ESCOLAR

Tras pedir la inmediata ubicación y captura de Pacheco Torre, la Sala ordenó el pago de 50 mil soles reparación civil para la agraviada.

Solicitó a su vez se remitan copias certificadas de las piezas procesales a la Fiscalía Provincial de Familia para evaluar el posible requerimiento de un proceso tutelar a favor de la agraviada.

Los hechos se remontan al año 2020 cuando Pacheco Torre se desempeñaba como abogado del CEM de Rímac, y donde por su trabajo conoció a la madre de su víctima.

Durante el proceso se estableció que tras conquistar a la progenitora, Pacheco Torre estableció relación con la hija de la denunciante y se ganó su confianza. De este modo, la mujer veía en él a un buen hombre que, además, quería a sus hija.

En 2019, otra madre de familia lo denunció por tocamientos indebidos contra su hija de 9 años. Los hechos ocurrieron en agosto de 2017. En este caso, Pacheco también fue abogado de la denunciante y tras ganarse la confianza de madre e hija, abusó de la niña.

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.