A un año de la aprobación de la Ley de Trabajadoras del Hogar, la consultora en temas socio laborales Rocío Campana Campos analiza la situación de este gremio en conversación con EXTRA e indica que “la nueva ley debería ser un mecanismo de mejorar y actualizar la protección de las trabajadoras y trabajadores del hogar”.

1.- ¿Qué tan complejo ha sido la adecuación de la Ley de Trabajadoras del Hogar a la realidad?

Lo primero es señalar que la Ley N° 31047 promulgada el 01 de octubre del año 2020 establece un nuevo marco legal que regula las relaciones laborales del trabajo doméstico y los sujetos que son parte: las trabajadoras del hogar y sus empleadores.

Adecuar la norma a nuestra realidad no es tarea fácil, a la base nos encontramos con la desvalorización del trabajo doméstico, la no comprensión o negación del carácter laboral de las relaciones entre trabajadoras del hogar y sus empleadores; lo que no facilitó la percepción de derechos laborales quedando a una suerte de libre albedrío de sus empleadores el horario de trabajo, la remuneración, las condiciones de trabajo, un contrato escrito, facilidades para continuar sus estudios básicos o técnicos, el acceso a la seguridad social; entre otros derechos.

En este momento se viene discutiendo la reglamentación de Ley 31047, si bien la ley existe, su aplicación efectiva va de la mano con las pautas para su ejercicio. Las organizaciones de las trabajadoras del hogar han presentado sus propuestas y opiniones, se vienen reuniendo con el Ministerio de Trabajo para tal fin. FENTTRAHOP mantiene su posición que un reglamento debe recoger la realidad para la aplicación de la norma y aportan con la casuística que a diario atienden en su federación.

Finalmente, es necesario señalar que muchas empleadoras solicitan orientación e información para aplicar adecuadamente la Ley, son un número mínimo pero considero que no puede dejarse de mencionar.

  • ¿La migración venezolana ha traído aumento de mano de obra en el trabajo doméstico?

Según datos del estudio realizado en el 2019 por la UARM (Universidad Antonio Ruíz de Montoya y PLADES), la presencia de venezolanas en trabajo doméstico no es significativa; de la misma manera el IDEHPUCP (Instituto de Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú) señala que el 2% de las mujeres migrantes venezolanas laboran en trabajo doméstico.

La mayoría se encuentran laborando en la informalidad como independientes, comercio ambulatorio pero se advierte escasa presencia como trabajadoras del hogar.

LEE TAMBIÉN: RECLAMO FUNDADO DE ALIANZA LIMA ANTE EL TAS “ES UNA VERGÜENZA PARA LA FPF”

  • El trabajo doméstico es un tema del  género femenino o también hay hombres haciendo esas labores del hogar y cómo les corresponde la ley a los varones que ejercen el trabajo doméstico?

La presencia de la mujer es mayoritaria y abrumadora en trabajo doméstico, según el Plan de Acción de cumplimiento de los derechos de las trabajadoras y trabajadores del hogar 2019 – 2021 en el Perú existen casi 400 mil personas que se dedican al trabajo doméstico remunerado; y el  95%  son mujeres.

También existen hombres en este sector laboral, son una minoría y deben percibir los mismos derechos porque la Ley ampara a quienes trabajen en esta actividad laboral.

  • ¿Qué camino hay que recorrer para llegar al concepto de trabajo decente en el ámbito de la labor de la trabajadora del hogar?

En primer lugar, que se perciban iguales derechos de los demás trabajadores y trabajadoras del régimen laboral común; contribuyendo a la no discriminación laboral y a la valorización del aporte de las trabajadoras del hogar en la economía del país y las familias peruanas.

Que las condiciones laborales respeten la jornada legal y extra; sus descansos semanales y vacacional entre otras. Un salario cuyo base sea la remuneración mínima en el país; deseo detenerme en precisar este punto, la trabajadora del hogar puede ganar un monto mayor al mínimo; pero de ninguna manera un monto inferior.  Este camino debe contemplar su salud laboral y seguridad en el trabajo, un ambiente digno si labora «cama adentro» y trabajar en un lugar libre de violencia y acoso laboral.

Un tema importante es la protección de su maternidad, no puede ser una causa de despido; y el derecho a educarse.

  • ¿Con la aprobación de Ley de Trabajo Doméstico el año anterior, qué nuevo camino se abrió para quienes realizan estas labores?

La nueva ley debería ser un mecanismo de mejorar y actualizar la protección de las trabajadoras y trabajadores del hogar, a la luz de un mundo que cambia, las normas tienen que modernizarse e incorporar las necesidades actuales de este sector laboral.  Considero sumamente importante el Contrato de Trabajo para registrar las condiciones laborales entre trabajadora y empleador/a,  para precisar las obligaciones y derechos de las partes involucradas.

Por eso, la reglamentación de la norma tiene que hacerse de manera participativa, recogiendo una realidad que la vive a diario la trabajadora del hogar, evitar vacíos legales que generan conflictos innecesarios.  A las empleadoras las invito a informarse mejor sobre la norma, las reglas claras permitirán relaciones laborales positivas, de respeto, dignas.  El respeto de la dignidad humana es la mejor enseñanza al interior de las familias peruanas, a la larga cultivaremos valores por una Patria grande.

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.