Bebió licor hasta más no poder y, horas después, desató una tragedia en Comas. Completamente ebrio, Joaquín Oyola Vizcarra (21) embistió con la camioneta de sus padres a una bebé y a dos mujeres que vendían comidas y gaseosas en altas horas de la noche.

Las carretillas de venta estaban instaladas en la baranda de seguridad de la vía auxiliar de la Panamericana Norte.

EXCESIVA VELOCIDAD

Las fallecidas fueron identificadas como Yovanna Segura Damián (44), una vendedora de anticuchos; Melissa Becerra Hernández (22), una joven cajamarquina que vendía gaseosas y golosinas junto con su pequeña hija Valentina Sofía, de 1 año y medio.

El accidente ocurrió a las 3:30 a.m. en el kilómetro 76 de la Panamericana Norte, cerca del Mercado Unicachi. Anthony García, esposo de Becerra, presenció el accidente cuando la camioneta iba a gran velocidad y se llevó de encuentro a las víctimas.

Yovanna Segura y Melissa Becerra murieron en el acto, mientras que Valentina Sofía no resistió sus heridas en el hospital de Collique. En la vía quedaron regados botellas, platos de comida, las carretillas y el cochecito de la bebé.

EXIGEN JUSTICIA

El conductor de la camioneta plateada de placa BTP-012 fue trasladado a la comisaría de Santa Luzmila para ser sometido a la prueba de dosaje etílico y luego ser interrogado por los efectivos policiales.

En el lugar del accidente, familiares de las víctimas protagonizaron escenas de dolor. Pidieron justicia y que no liberen al chofer del vehículo.

Agentes de la Unidad de Investigación Accidentes de Tránsito de la Policía, peritos de Criminalística y el fiscal de turno llegaron al lugar del fatal hecho para las diligencias.

El representante del Ministerio Público, luego de las pesquisas, dispuso el internamiento de los cadáveres a la Morgue Central de Lima, para la necropsia de ley.

Las autoridades ediles del distrito de Comas mencionaron que la venta ambulatoria está prohibida en lugares públicos y menos en las carreteras.

Síguenos en nuestras redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.