- 
18 Ene 2021

Áncash en alerta alta

ancash-en-alerta-alta

Áncash forma parte de las regiones con un nivel de alerta muy alto, razón por la cual el Ejecutivo ha modificado algunas medidas para frenar el incremento de los contagios del COVID-19.

Medidas

Ayer, en conferencia de prensa, el presidente Francisco Sagasti y sus ministros dieron cuenta de estas disposiciones.

El Ejecutivo ha dispuesto que en la regiones con un nivel de alerta muy alto, como es el caso de Áncash, el toque de queda inicie a las siete de la noche hasta las cuatro de la madrugada del día siguiente. Asimismo, se ha ordenado la restricción peatonal y vehicular durante los domingos.

El gobierno también ha reducido el aforo permitido. En el caso de centros comerciales solo se permitirá el 30%, los restaurantes el 40% y las iglesias el 10%.

Las playas también permanecerán cerradas hasta el 31 de enero.

La medida entrará en vigencia desde mañana.

El presidente Sagasti precisó que si los contagios siguen en aumento se tomarán medidas más drásticas.

Opinión

El decano del Colegio Médico en Chimbote, Luis Johanson Arias, expresó su preocupación debido a que un sector de la población vive con la idea de que es inmune al COVID-19 debido a que su salud no ha experimentado mayores problemas a lo largo de la emergencia sanitaria.

“La población tiene la impresión de que, como no les dio el COVID en la primera ola, se hicieron inmunes, piensan que son personas de acero. Esas falsas creencias llevan a que las personas sean un poco más irresponsables”, señaló.

En este sentido, lamentó que semana tras semana se intervengan a decenas de personas que participan de reuniones sociales y que muchos son reincidentes. También acotó que existe falta de control en mercados y centros comerciales, donde se generan aglomeraciones.

A decir del decano, este tipo de situaciones adversas sumado a la aparición de nuevas cepas del coronavirus, las cuales pueden ser más agrevisas, ocasionarían que esta segunda ola sea más fatal.

“Se han descubierto sepas diferentes, esas variaciones de las sepas del COVID probablemente pueden tener algún otro tipo de letalidad o un incremento de la virulencia. Esto nos lleva apensar que esta segunda ola puede ser más fatal que la primera”, expresó.

En este sentido, Luis Johanson exhortó a la población a seguir acatando las medidas de protección como el uso de mascarilla, mantener el distanciamiento y el lavado de manos.

Asimismo, consideró que las autoridades deben reforzar la atención primaria en los centros de salud con la finalidad de evitar el colapso de los hospitales.

“En la primera ola se descuido un poco la atención primaria, por eso los hospitales fueron abrumados por la excesiva cantidad de pacientes que llegaban en estado crítico”, consideró.

FuenteCorreo
Vía RSSCorreo
Correo
Diario Correo News Feed

Correo