Una de las víctimas fue tirada violentamente al suelo para arrebatarle sus pertenencias