El candidato aseguró tener pruebas de las amenazas