La comunicación se produjo tras las acusaciones de agencias de inteligencia estadounidenses sobre la injerencia rusa en las presidenciales de 2020