Los productos de contrabando estaban en 1050 cajas y eran trasladados en dos camiones, con destino a Lima.