El presidente electo dijo que su gobierno será de “todas las sangres sin discriminación alguna”