También indicaron que no hay relación causal entre la vacuna y eventos tromboembólicos