En opinión de la OMS, las terceras dosis no ayudarán a equilibrar el reparto global de vacunas