La medida implica, entre otras cosas, una declaratoria de emergencia para abrir "nuevas capacidades hospitalarias"