La víctima indicó que en el estuche del teléfono había S/3800 que iba a ser usado para las terapias de su hijo