El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que se tomó la decisión por recomendación y en vínculo con las autoridades sanitarias francesas