Un juez otorgó la aprobación a un pago de $650 millones por parte de Facebook para resolver un conflicto de privacidad entre la red social y 1.6 millones de usuarios