Agencia Europea de Medicamentos (EMA) afirmó que no hay pruebas de que las vacunas contra el COVID-19 puedan provocar embolias