La imposición de esta medida sanitaria comenzará a regir desde el sábado en la región más poblada de Chile y afectará a más de 7 millones de habitantes