Neymar fue la figura del triunfo de Brasil en el estadio Defensores del Chaco, en Asunción