Primer ministro británico pidió "cautela" en vísperas del levantamiento de las restricciones en Inglaterra