El astro argentino sacó un disparo que fue imposible para Navas