Dembélé y Messi marcaron y dieron el triunfo al Barcelona en el Sánchez-Pizjuán