Las empresas de transporte interprovincial terrestre de pasajeros que realicen viajes desde provincias de nivel de alerta extremo y con una duración de hasta cinco horas de recorrido, solo podrán trasladar como máximo el 50% de la capacidad de aforo permitido en cada bus, y esos pasajeros deberán viajar sentados junto a las ventanas, precisó hoy el ministro de Transportes y Comunicaciones, Eduardo González.