Cuando los peruanos vivíamos la peor etapa de la pandemia de coronavirus en julio de 2020, una noticia gratificante nos llenó de orgullo y esperanza, y demostró que los peruanos tenemos esa capacidad de salir adelante en las circunstancias más difíciles. Walter Velásquez, un humilde docente de Huancavelica, continuó con sus clases en las comunidades rurales con la ayuda de Kipi, un robot bilingüe que el mismo creó.