Durante los primeros dos meses de este año, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) inspeccionó 31 obras de construcción civil, de las cuales la tercera parte tuvo que suspender sus trabajos, por exponer a sus trabajadores a riesgo grave e inminente.