Sonia Morales, conocida como La Patrona del Folclore, ante la ausencia de los conciertos masivos decidió abocarse al negocio de la gastronomía y así sale adelante con su restaurante mientras aguarda su retorno a los escenarios. Para la artista "hay que seguir luchando porque los peruanos debemos seguir adelante".