El Poder Ejecutivo dispuso una serie de medidas con la finalidad de evitar aumento en el número de contagios durante la Semana Santa, prevista entre entre jueves 1 hasta el domingo 4 de abril en todo el país, entre ellas la cuarentena, una medida extraordinaria que no dependerá del nivel de riesgo de las diversas regiones.