El museo Carlos Dreyer, considerado como la reserva del patrimonio histórico de Puno y la más importante del sur del Perú, reabrió sus puertas a los visitantes tras permanecer cerrado por varios meses, debido a la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus (covid-19).