La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) lanzó la campaña ‘El bullying no es cosa de niños. No lo permitas, actúa’, para identificar conductas derivadas del acoso escolar entre menores de edad.


Esta se dirige a padres, tutores, pares y familiares a fin de que puedan identificar cambios de conducta a partir de los cuales se puede presumir que un menor es objeto de prácticas abusivas por parte de sus compañeros de colegio.

Con esta identificación, se busca propiciar que los padres acudan a instituciones especializadas de los ministerios de Educación y de Salud o al Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y Propiedad Intelectual (Indecopi),en los que podrán acceder a servicios que los orientarán a enfrentar esta situación.

Esto redundaría en promover una cultura de prevención y en la difusión de los canales de denuncia y atención existentes para este tema en el Poder Ejecutivo.

Servicios disponibles
Uno de los servicios que el gobierno ofrece al respecto es la aplicación Síseve, que puede descargarse desde este enlace. Ella permite reportar casos de ‘bullying’ tanto a víctimas como a testigos o personas que tengan conocimiento de un hecho de ese tipo.


También existen los 229 centros de salud mental comunitarios (CSMC),adscritos al Ministerio de Salud, que brindan atención ambulatoria y especializada, así como los servicios que ofrece Indecopi, entidad que establece obligaciones para proteger los derechos de los escolares en su rol de consumidores. 

En dicha institución pueden iniciarse procedimientos administrativos sancionadores contra las entidades educativas que no cumplan con prevenir y sancionar el ‘bullying’. Las multas al respecto ascienden hasta 450 unidades impositivas tributarias.


La PCM recuerda también que un menor que es objeto de acoso escolar puede mostrar como consecuencia de ello bajo rendimiento escolar, cambios de humor o de comportamiento, temor de salir al recreo, miedo a ir al colegio, aislamiento y desgano.

También es signo de ello que el escolar finja dolencias para no ir a clases, que acuse falta de apetito o que pierda o lleve destruidos sus útiles escolares. También se debe atender expresiones como el tartamudeo o que el niño se vuelva retraído.

(FIN) FGM

Más en Andina:


Publicado: 26/11/2022