El Poder Ejecutivo dispuso adecuar las acciones de la ‘Operación Tayta’ a las necesidades actuales de la población más vulnerable a la covid-19, en el contexto del avance de la vacunación y de la aparición de nuevas variantes.