Una fuerza policial estadounidense dijo el miércoles que reforzó la seguridad en Washington luego de que los servicios de inteligencia descubrieran un "posible complot para irrumpir en el Capitolio" este jueves, casi dos meses después de un asalto mortal por parte de simpatizante del expresidente Donald Trump.