El sector inmobiliario viene recuperándose a paso continuo evidenciando una adaptación al nuevo escenario tras varios periodos de confinamiento y la reactivación económica.