Super Mensajes

Cuando doña Utilia Lucía Rojas tiró los seis yaces sobre la mesa, muchas personas dudaron de que pudiera cumplir su objetivo en una de las categorías del III Encuentro de Juegos Ancestrales que se realizó en Pozuzo, distrito de la provincia de Oxapampa en el departamento de Pasco.


Sin embargo, a la hora que lanzó la pequeña pelota que tenía en la mano derecha y comenzó a recoger las cruces de colores, todos los presentes se quedaron sin palabras.


Con una destreza formidable, la mujer que nació en el distrito de Santa Ana de Tusi, de la provincia de Pasco, hace 66 años, logró completar la primera ronda. Continuó con seguridad a la siguiente fase, donde debía recoger los yaces, pero esta vez dando una palmada en la mesa. Su contrincante, que era una vecina de su localidad, aceptó la derrota y la apoyó el resto del certamen, demostrando la sana competencia.

“En un momento dudé, pero me puse a pensar que viajé seis horas de Tusi a Pozuzo para recordar mi infancia y divertirme hasta el final. Seguí y seguí hasta que llegué a la final”, declaró entusiasmada. En su último duelo, recordó a su madre y la época donde jugaba con ella en la tierra, mientras su padre trabajaba en la chacra. Aunque sus ojos se humedecieron, no bajó la guardia.


El encuentro concluyó y el animador dio el resultado: “Tenemos a nuestra ganadora y con un nuevo tiempo. Nuestra campeona de yaces es Utilia Rojas”. Los aplausos retumbaron la plaza de la localidad de manera inmediata. Lucía alzó sus manos y gritó de la emoción, pues fue su tercera prueba a la que se inscribió y la única donde alcanzó el primer lugar.

“Algunos dicen cómo van a participar los adultos mayores en estos juegos, pero no se dan cuenta que eso nos rejuvenece, nos cambia el ánimo y nos hace más felices. Para mí es un orgullo participar del III Encuentro de Juegos Ancestrales entre Pasco y Junín. Vine a jugar yaces, con muñequitas, fulbito y saltar soga. Recuerdo cuando tenía 11 o 12 años y eran mis pasatiempos favoritos, tiempos donde solo había inocencia”, agregó.

Salto de fe


Utilia Rojas no solo quiso demostrar que era la mejor en yaces, sino también en otros juegos ancestrales, como el salto de soga. Aunque no alcanzó el premio mayor, quedó entre las finalistas por su vitalidad y coordinación. “Sentía que en cada salto podía tocar el cielo y la adrenalina me motiva más”, detalló la sexagenaria.


Para ella, cada salto es un impulso para continuar y un reflejo de lo que es la vida, porque hay momentos estables, pero hay situaciones que te motiven a levantarte y brincar para desafiar cualquier obstáculo. “Soy una adulta mayor, así como miles de vecinos, pero no por eso debo estar inactiva. Al contrario, debo aprovechar estos encuentros para encontrarme con mi niña interior. Para mí, es un hermoso viaje en el tiempo”, enfatizó emocionada.

Identidad cultural


Utilia Rojas creció en Santa Ana de Tusi, donde aprendió quechua de sus padres y ahora aprovecha esos conocimientos para reforzar la identidad cultural de su localidad. Este año, Lucía se incorporó al programa Pensión 65 y viene participando en las ferias de la intervención de Saberes Productivos. Recientemente formó parte en el III Encuentro de Juegos Ancestrales, convirtiéndose en la campeona de yaces.

Siempre estuve en Tusi, mis padres también nacieron allá. Ahorita ellos ya no se encuentran conmigo, pero mi esposo e hijas me alegran el día, me motivan a participar de las actividades culturales que hay entre Pensión 65 y la municipalidad de Pozuzo”, contó finalmente.


(FIN) NDP/LZD


También en Andina:



Publicado: 25/5/2024