Como parte del Mega Operativo de Control Regional Callao, que se inició en noviembre del 2020, la Contraloría General de la República detectó un perjuicio económico de más de S/ 3.8 millones en contra de la municipalidad distrital de Ventanilla debido a desembolsos de fondos públicos que se realizaron sin tener sustento documental y al margen del procedimiento regular, en favor de dos terceros que no efectuaron contraprestación alguna a la entidad.