Los préstamos informales están creciendo a un ritmo preocupante. Durante la pandemia, muchas micro y pequeñas empresas (mypes) están recurriendo a este tipo de préstamos que, inclusive, tienen métodos de cobranza coactivos. Esta situación podría agravarse aún más con la ley de topes a las tasas de interés, advirtió el gremio Mypes Unidas del Perú.