Si está pensando en comprar una vivienda y tomar una deuda de largo plazo, hay que considerar cuánto están cobrando las entidades financieras por los préstamos hipotecarios que ofertan para considerarlo en el presupuesto y evitar imprevistos más adelante.